Seguramente te suene el término bono convertible, ¿pero qué significa realmente? ¿Cuánta utilidad tiene?

 

Básicamente los bonos convertibles son obligaciones (títulos de renta fija) que tienen la posibilidad de cambiarse, de convertirse, por acciones (renta variable). Este cambio puede ser opcional u obligatorio, y a este tipo de instrumentos financieros se les llama producto financiero mixto.

 

Qué son bonos convertibles

 

Una vez visto que son los bonos convertibles vamos a pasar a ver cómo se pueden intercambiar. Si son opcionales, la decisión de cambiar el título de deuda por título de renta variable corresponde al poseedor. Si es obligatorio, corresponde a la compañía.

 

Por la simple ley de oferta y demanda, cuando se convierte a un título de renta variable, a una acción, el precio disminuye precisamente porque aumenta el número de acciones.

 

Los bonos convertibles en este caso serán rentables de cambiarlos cuando los dividendos que de la empresa sean superiores al cupón (al título de renta fija). Esta herramienta financiera es muy útil para la empresa de cara a ampliar el capital y tiene menor coste. Ahora, ¿por qué los bonos convertibles son una opción para ampliar el capital? Por un simple motivo: la deuda se convierte en acciones.

 

Bonos convertibles

 

Ya hemos visto las ventajas para el emisor de emitir bonos convertibles, ahora la ventaja para el poseedor es poder intercambiarlo si ve que la rentabilidad de los dividendos es mayor. De esta forma elimina buena parte del riesgo que puede conllevar tener un título de renta variable.

 

Hay que hacer diferencia con los bonos canjeables. Los bonos convertibles son los que se transforman en acciones de nueva emisión. Los canjeables se intercambian por viejas acciones de la compañía.

 

Bonos convertibles

 

Ahora que ya sabemos que son los bonos convertibles, ¿os parecen una buena opción? Desde luego que suena interesante y merece la pena aprender más sobre ello. Es una práctica bastante común. Hace poco Criteria, una sociedad de la Fundación La Caixa lanzó una emisión de bonos convertibles en acciones de otra compañía, Cellnex, por valor de 200 millones de euros. Los bonos convertibles se podrían resumir en que son un poco lo mejor de los dos mundos: renta fija y renta variable.

 

Bueno, ¡esto ha sido todo por hoy! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido sobre los bonos convertibles y conocido un poco qué son.

 

Para cualquier consulta o duda, estamos a tiro de llamada.

 

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

 

Un saludo