648 400 380 [email protected]

¡Muy buenas querido lector! Hoy vamos a hablar acerca de la descorrelación que es un concepto fundamental de las finanzas y de vital importancia para la construcción de nuestra cartera de inversión. Antes de pasar a ver ninguna definición específica, vamos a usar el sentido común para averiguar su significado. Que dos términos se correlacionen es que ambos, no necesariamente van a la par pero sí en el mismo sentido. Ahora, que algo esté descorrelacionado significa que va en sentido contrario. Pues algo similar pasa con las inversiones y la construcción de tu cartera de fondos.

 

¿Qué significa descorrelacionar un activo?

La descorrelación activos significa que se mueven en dirección opuesta, no necesariamente a la misma velocidad. Esto es, son activos que no actúan en consonancia o no se comporten igual que la economía. Un buen ejemplo es la renta variable y el oro. En momentos de incertidumbre la renta variable (las acciones, bolsas de valores y demás) bajan, en cambio el oro sube ya que se trata de un activo refugio.

La descorrelación activos de cara a una cartera de inversión es importante tenerlo en cuenta aunque dependiendo, como siempre, del horizonte temporal, nos puede importar más o menos. Siempre es importante tener ciertos elementos de refugio para que, en caso de que haya una recesión en los mercados, el cómputo general de la cartera no sea tan negativa sino que haya ciertos activos que tiren de ella.

 

La importancia de la descorrelación

De cara a la configuración de una cartera equilibrada, el ratio de Sortino mide esa descorrelación en momentos de caída del mercado. La descorrelación importancia es máxima si nuestro horizonte temporal no es tan a largo plazo y/o nuestra aversión al riesgo no es extrema. Si buscamos un perfil más moderado (mixto agresivo, por ejemplo), es buena idea, en pos de la diversificación, meter ciertos activos como oro, plata o activos de renta fija.

De esta forma, la descorrelación importancia es que en momentos de recesión, nuestra cartera (si no es delegada) no se hunda con el mercado sino que pueda sacar ese 2 o 4% de rentabilidad extra gracias a los activos que van en contra del mercado, esto es, descorrelacionados.

 

Ventajas de descorrelacionar tu cartera de inversión

Algunas de las descorrelacionar cartera ventajas ya las hemos comentado, y es que en momentos de caídas o de incertidumbre, tener activos que se comportan de manera diferente al mercado es positivo para hacer tirar adelante a nuestra cartera. ¿Desventaja? Que en momentos alcistas del mercado, penaliza el rendimiento de nuestra cartera. ¿Solución? Cambiar pesos. Aumentar o disminuir posiciones pero esto requiere dedicación plena y una buena gestión activa.

 

¿Qué tipos de descorrelación existen?

Los tipos de descorrelación son positivos o negativos. Si la descorrelación es positiva (+1) es que se mueven en la misma dirección. Si es negativa es que se mueve en sentido contrario, esto es, que mientras una sube la otra baja. Por ejemplo, si tienes dos activos de renta variable como pueden ser acciones (pongamos Apple y Samsung), si hay una crisis de procesadores o del coltán, ambas compañías bajarán prácticamente a la vez. En cambio si introduces un activo como pueda ser el oro, que en momentos de incertidumbre se revaloriza, mientras caen unas el oro sube.

 

Cómo descorrelacionar tu cartera de inversión

Para descorrelacionar cartera de inversión hay que tener en cuenta la regla número uno de las inversiones: ten tus activos lo suficientemente diversificados. Por sectores y geográficamente. Además, si puedes introducir otros activos diferentes (inversión en inmuebles, oro, barril de petróleo, etc.), mejor para la salud de tu cartera.

 

Bueno, ¡esto ha sido todo por hoy! Esperemos que os sirva y hayáis aprendido sobre la descorrelación, visto un poco qué es y sus tipos.

Para cualquier consulta o duda, estaremos encantados de compartir nuestros conocimientos como asesores financieros y resolverla.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo