Primeramente debes saber que la ley de sociedades de capital, famosa en España para los que estudian o hayan estudiado notaría o registrador de la propiedad, es la que regula las sociedades de capital, esto es, las sociedades que se rigen por acciones. Pueden ser: sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada o sociedad limitada, sociedad limitada unipersonal, sociedad comanditaria por acciones, sociedad europea, sociedad limitada profesional, sociedad limitada de formación sucesiva y sociedad limitada de nueva empresa.

¿En qué consiste la Ley de Sociedades de Capital?

Estas sociedades de capital tienen en común que el capital se divide en acciones y no en personas. Vamos a ver la ley de sociedades de capital que es la que regula este tipo de empresas. Según el Real Decreto Legislativo 1/2010 del 2 de julio, esta ley compuesta por un total de 541 artículos repartidos en 14 títulos. El primer título deja claro tres posibles variantes de la LSC: S.A., S.L. y Sociedad Comanditaria por Acciones.

Estas sociedades de capital lo constituyen personas jurídicas, esto es, que se diferencia ya con sus socios. El capital social es el aportado por la totalidad de sus socios y la responsabilidad se limita al capital social, esto es, el riesgo de su actividad se delimita a la empresa, los socios no responden con su patrimonio personal.

Resumen de la Ley de Sociedades de Capital

Siguiendo con la ley de sociedades de capital resumen, si existe un comportamiento deshonesto durante la realización de su actividad, los socios podrían estar obligados a responder con su propio patrimonio. Para la constitución la ley exige que haya una escritura pública ante un notario y que se inscriba en el registro mercantil. Otro día indagaremos sobre estos aspectos y cómo hacerlo de la manera más eficiente.

Para que una empresa pueda afrontar posibles deudas nada más estar constituida, exigen un mínimo de capital social de 3.000€ para una Sociedad Limitada, 60.000 para una Sociedad Anónima y 120.000€ para una Sociedad Europea. Pero no es necesario aportar todo de golpe, en las SL se puede aportar en años sucesivos y en la SA se tiene que aportar un cuarto de los 60.000€, esto es, 15.000€ y el resto durante el próximo lustro.

¿Qué tipo de norma es la Ley de Sociedades de Capital?

Una vez visto ley de sociedades de capital resumen, vamos a ver que tipo de norma ley de sociedades de capital. Como vimos al principio de este artículo, se trata de de un real decreto. Más en concreto el Real Decreto Legislativo 1/2010, del 2 de julio, habiendo sido actualizado por última vez el 28 de abril de este año a punto de concluir, 2021. El texto, que se puede encontrar en el Boletín Oficial del Estado, es de suma importancia para quienes estudien notaría o para quienes quieran crear su propia compañía.

¿Qué es una sociedad de capital?

Para responder a la pregunta sociedad de capital que es, quien mejor puede responder este tipo de preguntas es la Real Academia Española. En su diccionario panhispánico jurídico, dice que una sociedad mercantil es aquella “en la que las aportaciones de los socios se reflejan en una cifra estatutaria, denominada capital, que determina su posición relativa en la sociedad y constituye el elemento nuclear sobre el que se construye su régimen jurídico. Resulta característico de las sociedades de capital la plena personificación jurídica y el reconocimiento de la limitación de responsabilidad en beneficio de los socios.”

Dónde se encuentra la Ley de sociedades de capital

Si quieres saber donde ver ley de sociedades de capital puedes consultar la LSC en el Boletín Oficial del Estado buscando esas siglas en internet. Ahí se encontrará toda la información con todo el historial pasado de actualizaciones. También puedes hablar con nuestros asesores financieros y resolveremos todas tus dudas.

Bueno, ¡esto ha sido todo por hoy! Esperemos que os sirva y hayáis aprendido qué es la ley de sociedades de capital, qué la compone, sus tipos y dónde encontrarla.

Para cualquier consulta o duda, tus asesores financieros estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo