¿Qué son los fondos de gestión pasiva? ¿En qué se diferencian con los de una gestión activa? ¿Cuántas comisiones cobran?

¡Bienvenidos otra semana más a una entrada del blog! En este caso hablaremos del los ETF o fondos indexados, de gestión pasiva. Primeramente, ¿qué es un fondo de gestión pasiva? Se trata de un fondo que replica a un índice de referencia, como puede ser el IBEX35, Nasdaq 100, etc.

Gestión pasiva fondos

Esto lo que hace es ahorrar a los inversores dinero en términos de pago de cuota de mantenimiento anual, gasto por suscripción y retirada. En realidad lo tienen, pero son irrisorios ya que no es necesario un equipo tan grande para mantener un fondo de gestión pasiva.

Estos fondos indexados, o fondos de inversión de gestión pasiva, por lo tanto, en ocasiones sí son muy útiles de cara al desconocimiento de otros fondos de gestión activa con buenas rentabilidades, ya que por lo general, estos fondos no superan a su índice de referencia. Aunque no hay más que buscar en Internet para darse cuenta de la cantidad de gestoras de fondos de inversión de calidad.

Fondos gestión pasiva

Hay diferentes tipos de fondos de gestión pasiva, el más común son los ETFs o (Exchange Traded Fund por sus siglas en inglés). Simplemente se dedican a replicar el comportamiento de un índice de referencia, como puede ser el IBEX 35, Nikkei, Dow Jones, etc. Actualmente hay numerosos fondos así y no son difíciles de encontrar. En ocasiones a las gestoras les sale mejor copiar un índice que tener un macro equipo analítico para establecer una buena gestión activa, ya que en ocasiones están por debajo de dicho benchmark.

Fondos de inversión gestión pasiva

En definitiva, un fondo de gestión pasiva no supone ninguna ventaja para el inversor, ya que por norma no están lo suficientemente diversificados (primera norma del inversor) y pagando un poco más por una gestión activa, no es difícil obtener resultados muy superiores a los índices de referencia, lo cual el día de rescate se traducirá en un rendimiento muchas veces superior a un ETF. Es ir por el carril rápido de una autopista de peaje o por el carril derecho de una convencional.

Bueno, ¡esto ha sido todo por esta semana! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido y conocido un poco la situación que hay en este momento.

Para cualquier consulta o duda, en Asesores Financieros estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo