Con todo lo que está ocurriendo en la actualidad con la macroempresa china Evergrande, no será de extrañar que quiebre por tener fondos propios negativos, pero vamos a ver más a fondo qué son.

Primeramente debes saber que cuando el activo (lo que tiene) es inferior al pasivo (lo que debe) se llama fondos propios negativos, y esto es un signo de endeudamiento exagerado de la empresa y, de no poner remedio a la situación, puede acabar en bancarrota ya que es una empresa sin solvencia. Por ello, es sumamente importante para las empresas de esta envergadura contar con servicios de asesoría fiscal y financiera, por ejemplo.

Fondos propios negativos ejemplos

Al constituir una empresa hay que realizar aportaciones al capital social, esto se llama fondos propios. ¿Cómo se incrementa? Sencillo, o con ampliaciones de capital o reservas de resultados de ejercicios anteriores. Esto muestra la solvencia, los recursos con los que cuenta la empresa. Cuanto más alto sea, lógicamente, implica que la empresa es fuerte y que tiene recursos para seguir operando.

En cuanto nos encontramos que existen fondos propios negativos, estamos ante un caso de quiebra de la empresa. Lo que está pasando actualmente con el gigante chino Evergrande, es que su deuda es muy alta y está en default, esto es, en suspensión de pagos.

Aproximadamente tiene una deuda de más de 300.000 millones, lo cual es de las empresas más endeudadas de China. Se estima que si quiebra, pueden (o podemos) estar ante un Lehman Brothers 2. Las opciones pasan por prorrogar el pago de los bonos a los inversores o una completa reestructuración. De hecho, muchas gestoras como BlackRock o Amundi tienen parte de exposición en bonos de dicha compañía. Esto ha hecho que hoy estas gestoras bajen en bolsa. La situación de tener fondos propios negativos es muy grave para cualquier compañía.

Qué son los fondos propios negativos de una empresa

Fondos propios negativos qué son y cuáles son sus consecuencias

Algo similar pasa incluso con el F.C. Barcelona, al tener fondos propios negativos, indica que su presente se complica para continuar, ya que no puede hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. Para llegar a la situación de tener fondos propios negativos tiene que pasar porque se acaben las reservas o venir de malos resultados de ejercicios anteriores.

Una manera de corregir los fondos propios negativos es mediante una reestructuración financiera de la empresa, como deshacerse de activos o realizar nuevas aportaciones al capital social para compensar pérdidas. De no llegar a realizarlo, la quiebra puede llegar de una manera bastante inminente.

Por lo tanto, tener fondos propios negativos en cualquier circunstancia es malo y se ha de revertir la situación lo antes posible para hacer frente a las obligaciones a corto plazo, ya que de no producirse, la empresa se puede ver abocada a la suspensión de pagos de manera inminente y después a la quiebra.

Fondos propios negativos en las empresas

Ten en cuenta que si está la empresa en quiebra técnica por tener fondos propios negativos, la Ley de Sociedades del Capital estipula que una empresa debe disolverse “cuando haya pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social”. De esta manera el cierre se realiza de manera forzosa con la ley en la mano.

Bueno, ¡esto ha sido todo por hoy! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido sobre los fondos propios negativos, conocido un poco qué significa y sus consecuencias.

Para cualquier consulta o duda, en Asesores Financieros estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo