Hoy vamos a hablar sobre los llamados chiringuitos financieros, que no deja de ser gente que opera sin licencia y que, muy probablemente, exista para ser estafa o que no tenga ninguna garantía para/con sus clientes. Primeramente, debes saber que cuando oigas algo de los chiringuitos financieros o incluso chiringuito político, está para engañar a la gente y llevarse el dinero. Ya se ha visto a lo largo de la historia, no es algo nuevo, pero sí veremos que en la actualidad está surgiendo nuevas formas debido al boom de las criptomonedas.

 

Chiringuitos financieros

 

Según la CNMV, los chiringuitos financieros son empresas que, sin licencia ni autorización del organismo regulador, en nuestro caso la Comisión Nacional del Mercado de Valores (o CMNV por sus siglas), actúan realizando actividades financieras con fines poco claros. Los cuales ofrecen a sus clientes pocas garantías reales de la recuperación de su dinero.

 

Actúan marcando sus propias reglas y normalmente cesan sus operaciones en menos de un año, o incluso en ocasiones se alarga un par de años.

 

Actualmente con el boom de las criptomonedas, se están viendo y denunciando cada vez más chiringuitos financieros nuevos relacionados con este nuevo sector.

 

Qué son los chiringuitos financieros

 

Una vez visto la definición de que son los chiringuitos financieros, y visto cómo actúan ahora, vamos a ver cómo podemos protegernos. Para empezar, siempre duda de quienes te prometan un X porcentaje de rentabilidad mensual, sobre todo si es demasiado alto. Nadie puede prometer en el mundo financiero una rentabilidad. Es, simplemente, imposible.

 

Otra característica común de los chiringuitos financieros, es su esquema Ponzi o piramidal. Esto es, si metes a un amigo, tú obtendrás beneficios de lo que invierta esta persona, con lo cual tu rentabilidad diaria o mensual aumentará considerablemente.

 

Y si tampoco está regulado por ningún organismo estatal (no solo de España sino del extranjero) ni son transparentes sobre quienes están al frente de esa compañía, entonces lo más seguro es que esté para llevarse el dinero invertido.

 

Chiringuitos financieros

 

Por último recuerda, si algo es demasiado bueno para ser verdad, primero investiga por tu propia cuenta (huyendo también de foros y lo que diga la gente) y después actúa en consecuencia. Pero si cumple esas condiciones, huye. O si ya has metido dinero, espera a que sea líquido para recuperarlo lo antes posible.

 

Bueno, ¡esto ha sido todo por hoy! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido sobre los chiringuitos financieros y conocido un poco qué son.

 

Para cualquier consulta o duda, tus asesores financieros de confianza estamos a tiro de llamada.

 

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

 

Un saludo