Seguro de hogar, seguro de coche, seguro de comercio, etc. son algunos de los seguros de daños patrimoniales más frecuentes, conoce qué es, cuántos hay y qué cubren.

Primeramente debéis saber que el tema de los seguros es un negocio, tanto seguro de daños patrimoniales como personales, y que nunca los necesitamos hasta que pase algo. Pero ahí es cuando llegan los lamentos. Es por lo tanto que, ante la duda, mejor cubrirse de los infortunios que nos tiene preparados el destino. Es por lo que siempre se recomienda, y animamos encarecidamente a hacerlo, a contratar un seguro de daños patrimoniales –o de cualquier tipo– cuando se haga una compra importante: coche, casa, ordenador, etc.

Además, por lo general, no suelen ser exageradamente caros y te pueden salvar –sobre todo a tu bolsillo– en más de una ocasión.

Seguro de daños patrimoniales qué es

Antes de nada, el seguro de daños patrimoniales, ¿qué es? Pues un seguro de daños patrimoniales está para cubrirte a ti, propietario, ante las posibles pérdidas o daños que sufra tu propiedad. Si el afectado directamente es tu patrimonio entonces es un seguro de bienes, y si el afectado es otra persona lo cubre la responsabilidad civil.

En caso de siniestro, si es parcial el seguro de daños patrimoniales cubrirá la parte proporcional, lo que se ha dañado, y en caso de ser total, cubren la totalidad o pueden sustituir el elemento –dependiendo de cual sea– por otro.

Hay diferentes tipos: seguros de incendio, hogar –multirriesgo–, auto, mascotas, robo, agrarios, responsabilidad civil, etc.

Seguro de daños patrimoniales qué cubre

El seguro de daños patrimoniales cubre, como se ha mencionado con anterioridad, cualquier siniestro que esté cubierto por la póliza. Ya sea parcial, en este caso están obligados a reparar la parte proporcional siempre y cuando esté indicado así por la póliza contratada, o total, en cuyo caso tienen que repararlo en su totalidad o proporcionar un bien de sustitución en caso de que sea posible.

También está la parte de responsabilidad civil, en el que la compañía aseguradora mediante la póliza de seguro de daños patrimoniales, tiene la obligación de indemnizar al asegurado ante daños que haya cometido fortuitamente a un tercero. Recordemos que daños hechos adrede, no los cubren y tú, contratante del seguro, te haces responsable.

El mejor seguro de daños patrimoniales

Actualmente numerosas compañías de seguros tienen seguros patrimoniales muy buenos y muy competentes. Es por lo que recomendamos, por ejemplo, Mapfre. Por lo general tienen muy buenas coberturas y un servicio bastante bueno que se adecúa a las necesidades del cliente. Hay otras compañías muy competentes en el sector como son Liberty, Plus Ultra o Generali entre otros.

Los precios, como se dijo al principio, por lo general no suelen ser muy caros, así que es un motivo más por el que recomendamos la contratación de este tipo de pólizas de seguros de daños patrimoniales, ya que cuando ocurre un siniestro, ya es tarde para contratarlo y la reparación puede ser bastante costosa.

Bueno, ¡esto ha sido todo por esta semana! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido y conocido un poco la situación que hay en este momento.

Para cualquier consulta o duda, estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo