¿Alguna vez has escuchado qué son las titulizaciones y para qué se utilizan? ¿O qué es un fondo de titulización?

La palabra titulización ya de por sí es complicada, no solo de pronunciar sino de entender qué significa. Y luego está el fondo de titulización, cuyos conceptos a continuación se explicarán.

Fondo de titulización

Las titulizaciones, grosso modo, consisten en la transacción de un activo ilíquido en algo más líquido. Ahora diréis, ¿qué sencillo, no? Así nos quitamos el riesgo de cualquier activo, como una hipoteca. Pues no, ese riesgo se transfiere a la otra parte mediante un contrato entre ambas partes, que no deja de ser un seguro. Ese riesgo se denomina riesgo de crédito y ese contrato para pasar el riesgo de uno a otro se denomina derivado de crédito.

Ahora están los fondos. El fondo de titulización, sobre todo el hipotecario, que es el más famoso. También existen otros como los fondos de titulización de activos y los fondos de titulización abiertos y cerrados. Todos son diferentes entre sí pero obedecen a una serie de reglas que tienen en común: las titulizaciones.

Qué es el fondo de titulización

El fondo de titulización consiste en la transformación de un activo de turno, véase una hipoteca, en un bono de renta fija. Y el riesgo de ello –en este caso riesgo de impago–, se pasa al inversor. Pero no se transmite una a una sino que se agrupan por clases en una cartera en función de su riesgo. Los que más riesgo tienen son las hipotecas que menos se pagan.

Luego se vende a un fondo de titulización hipotecaria. Entonces, ¿qué sacan de beneficio, en este caso, los bancos? Deshacerse de su haber activos ilíquidos.

Después qué ocurre? El fondo de titulización hipotecaria después lo vuelve a vender, lógicamente quedándose con comisiones, en forma de bonos a los inversores que después los re-negociarán para venderlos en el mercado financiero.

Fondo de titulización

Este fondo de titulización es realmente muy útil ya que diversifica el riesgo y hace que puedan conseguir financiación “barata” en comparación con otras maneras de conseguirlo.

Bueno, ¡esto ha sido todo! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido y conocido un poco la situación que hay en este momento.

Para cualquier consulta o duda, en Asesores Financieros estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo