¿Cuántas veces has pensado en sacar un rendimiento a tu dinero, generar ingresos pasivos para el momento, el día de mañana o ir preparando tu jubilación? ¡Sigue leyendo para ver cuáles son las mejores alternativas y en quién debes confiar!

¡Muy buenas, queridos lectores! Otra semana más os traemos una nueva entrada del blog. Esta vez, hablaremos de las inversiones financieras, un tema un tanto tabú en España debido a la crisis de 2008 y años sucesivos, pero a la vez tan necesario para que uno prospere y pueda tener la calidad de vida futura que uno siempre ha deseado.

En primer lugar, si quieres sacar partido a tu dinero ahorrado, tienes que hacerte las siguientes preguntas: ¿de este dinero que quiero mover, para cuándo lo quiero rescatar? ¿cuál es mi aversión al riesgo? Piensa esto: cuanto más joven seas, tu perfil de riesgo es más atrevido y menos conservador. Estas preguntas son básicas y muy importantes a la hora de querer realizar una buena inversión financiera.
 

Inversiones financieras a largo plazo

 
La idea de ello es sacar rentabilidad a tu dinero: si es una inversión financiera a largo plazo, no te tiene que importar que sea un perfil mucho más arriesgado por un simple motivo, las economías mundiales crecen a largo plazo. Por lo tanto a corto plazo las economías son ineficientes mientras que a largo son muy eficientes.

Por ejemplo: el índice mundial MSCI. Es un índice elaborado por la empresa MSCI que mide la evolución de la renta variable global concentrada en más de 1.600 compañías de diferentes países. Se trata de un índice de referencia para muchos inversores.

inversiones financieras a largo plazo

Como se puede observar, a cinco años vista no es tan seguro que se pueda obtener una buena rentabilidad de tu inversión financiera a no ser que entres al mercado justamente en un momento de recesión, justo cuando otros inversores entran en pánico y salen. Por tanto es por lo que el largo plazo es seguro ya que no importa las crisis que haya.
 

Inversiones financieras a corto plazo

 
Si quieres realizar inversiones financieras a corto plazo, por lo general no vas a conseguir rentabilidad con lo cual lo mejor es tenerlo en el banco. O quizá puedes conseguir mucha rentabilidad a pesar de no tener seguridad, esto es, perderlo todo por ejemplo jugando tú en la bolsa. La mejor opción es que a corto plazo tu dinero sea líquido, seguro pero no rentable. En cambio cuando nos queramos ir a un medio o largo plazo, ahí ya sí podemos sacrificar la liquidez por la rentabilidad y seguridad. Cuanto más pase el tiempo, más rentable y seguro es el dinero pero, obviamente, más ilíquido tiene que ser.
 

Inversiones financieras temporales

 
Ahora la pregunta es: ¿dónde y cuándo invertir? El mercado es muy grande y hay todas las opciones que quieras. Por lo general, en España, la gente invierte en inmuebles y olvidan la parte de los mercados de valores. Preferencias aparte, los inmuebles no son tan rentables como los fondos de inversión –entre otros–. Sin embargo, otro factor muy importante de cara a la seguridad es la diversificación. Seguramente conozcas la frase “no tengas todos los huevos en una misma cesta”, como puede ocurrir con las inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio. Hay que tener los huevos en al menos 30 o 40 cestas diferentes, metafóricamente hablando. Muy importante que, en el caso de invertir en fondos, mires la gráfica histórica de rentabilidades, si está por encima o no de su índice de referencia y ya por último en qué países y empresas invierte.

Así que en definitiva, si quieres realizar una inversión financiera temporal, piensa en una cantidad de dinero que tengas ahorrado –o destina un pequeño porcentaje de tu salario– que no necesites a corto ni a medio plazo y busca un buen asesor financiero independiente que te busque lo que quieres. Muy importante que tengas en mente en primer lugar tu horizonte temporal y después ya tu perfil de riesgo.

Bueno, ¡esto ha sido todo por esta semana! Esperemos que os sirva, hayáis aprendido y conocido un poco la situación que hay en este momento.

Para cualquier consulta o duda, en Asesores Financieros estamos a tiro de llamada.

A ti, lector, gracias por tu tiempo.

Un saludo